¿Plan de jubilación? ¡Cuanto más joven, mejor!

Aprovecha nuestras recomendaciones para estructurar tu plan de jubilación y asegurar un futuro plácido.

¿Plan de jubilación? ¡Cuanto más joven, mejor!

Imagina un futuro sin preocupaciones financieras, descansando y disfrutando de cada momento. La clave es empezar a planificar tu jubilación ¡desde ahora!

En primer lugar, ¿has considerado tener un plan de jubilación? México, al igual que Brasil, no es culturalmente fuerte en la educación financiera.

Esta realidad sin duda contribuye al hecho de que muchos de nosotros postergamos la planificación de nuestra jubilación hasta que ya es casi el momento de retirarnos.

Una gran cantidad de personas lamentablemente no planearon su jubilación y ahora se encuentran en una situación comprometida. Sus ingresos no cubren todos sus gastos, lo que les obliga a seguir trabajando incluso después de jubilarse.

De acuerdo con una investigación del Servicio de Protección al Crédito, el 42,3% de los jubilados entre 60 y 70 años siguen trabajando después de retirarse.

No hay problema en querer trabajar, pero necesitar hacerlo por falta de fondos es una realidad que muchos quisieran evitar. Detente y reflexiona:

¿QUÉ SERÁ DE MÍ CUANDO YA NO PUEDA TRABAJAR?

Si no quieres formar parte de ese porcentaje, sigue leyendo y descubre cómo elaborar tu plan de jubilación.

CUÁNDO INICIAR TU PLAN DE JUBILACIÓN

La respuesta es simple: ¡ahora! Tan pronto como termines de leer este artículo, deberías empezar a planificar.

El tiempo es un factor crucial. Empezar a ahorrar e invertir desde joven es fundamental para asegurar una jubilación cómoda.

Si eres una persona joven, digamos de 20 años, y planeas jubilarte a los 50, entonces tendrás 30 años para hacer aportaciones.

El esfuerzo financiero requerido será significativamente menor si comienzas a invertir desde joven, en comparación con aquellos que decidan empezar después.

CÓMO ELABORAR TU PLAN DE JUBILACIÓN

Antes de decidir cómo quieres invertir para tu jubilación, reflexiona sobre algunas preguntas clave: ¿A qué edad quieres jubilarte? ¿Durante cuántos años planeas hacer retiros mensuales? ¿Cuántos años planeas contribuir?

Una vez que tengas una idea clara, puedes calcular cuánto necesitarás ahorrar cada mes para lograr tus objetivos.

Tomemos como ejemplo a María, una joven de 20 años que gana un salario neto de $ 1.380,00. María decide que quiere jubilarse a los 55 años y espera vivir hasta los 85. Quiere asegurarse de tener un ingreso mensual de $ 7.000,00 durante su jubilación.

HACIENDO QUE LOS INTERESES TRABAJEN PARA TI

María evalúa diversas opciones de inversión y decide optar por un Cete a 28 días, que es uno de los instrumentos de deuda más populares en México emitido por el gobierno federal. Además, considera otros instrumentos a largo plazo que ofrezcan tasas competitivas en el mercado mexicano.

Tomando en cuenta las tasas actuales y las proyecciones del mercado, María espera obtener un rendimiento anual competitivo.

Con base en sus objetivos de jubilación, María comienza a calcular cuánto necesita ahorrar mensualmente y cómo se acumularán sus ahorros con el paso del tiempo, aprovechando el interés compuesto.

CONCLUYENDO

Es esencial que reserves un porcentaje de tus ingresos para tu jubilación. La recomendación general es que este ahorro represente al menos el 20% de tus ingresos netos.

Piensa en el largo plazo y busca opciones de inversión que te ofrezcan buenos rendimientos. Al planificar de manera estratégica, puedes asegurarte un futuro financiero estable y cómodo.

UTILIZA LA HERRAMIENTA DE CÁLCULO

Hemos preparado una herramienta especial para ayudarte a planificar tu jubilación. Solo tienes que ingresar los datos solicitados y obtendrás un panorama claro de cómo debería ser tu plan de jubilación.

Haz clic en el botón a continuación y empieza a simular diferentes escenarios para tu plan de jubilación. ¡No esperes más!