Distensión Abdominal: Causas, Síntomas y Consejos Prácticos

"Descubra las causas y síntomas de la distensión abdominal, así como consejos prácticos para aliviar el malestar. Aprenda cómo ajustar su dieta y estilo de vida para mejorar su salud digestiva."

Distensión Abdominal: Causas, Síntomas y Consejos Prácticos

La distensión abdominal, comúnmente conocida como “barriga hinchada”, se describe como una sensación de hinchazón en el abdomen,

sensación de llenura, presión desde adentro hacia afuera del abdomen o de atrapamiento.

Puede tener varias causas, y además de preocupaciones estéticas, puede provocar incomodidad y dolor.

Este hinchazón no siempre está relacionado con el sobrepeso u obesidad, pudiendo ser resultado de diversos procesos.

Entre las causas más comunes están la retención de líquidos y/o producción excesiva de gases, frecuentemente asociadas con la fermentación de carbohidratos,

especialmente en casos de intolerancia a ciertos alimentos como:

  • Intolerancia a la lactosa.
  • Intolerancia a la fructosa.
  • Enfermedad celíaca.
  • Crecimiento bacteriano perjudicial en el intestino.
  • Constipación intestinal, también conocida como estreñimiento.

Dependiendo de su causa, además de la distensión abdominal pueden surgir síntomas como dolor o molestias en el abdomen, náuseas, vómitos, diarrea, eructos frecuentes e interrupción de la eliminación de gases.

Otras causas incluyen:

  • Síndrome del intestino irritable.
  • Reacciones a medicamentos.
  • Quistes o tumores abdominales.
  • Insuficiencia pancreática.
  • Inflamación del revestimiento abdominal (peritonitis).
  • Ascitis (acumulación de líquido en el abdomen debido a enfermedad hepática).
  • Aumento de órganos debido a inflamación o crecimiento.
  • Hemorragia interna.
  • Menstruación, que puede causar retención de líquidos.

Es importante prestar atención a posibles signos de alarma que pueden indicar condiciones más graves, como obstrucción intestinal aguda o enfermedad celíaca.

Algunos síntomas son:

  • Dolor abdominal.
  • Heces con sangre.
  • Heces oscuras.
  • Heces con grasa (esteatorrea).
  • Diarrea.
  • Ardor estomacal.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida de peso.
  • Pérdida de apetito.

Además, el aumento de peso reciente, la disbiosis (alteración de la microbiota intestinal) y las elecciones alimentarias y hábitos también pueden contribuir al problema.

Para manejar la distensión abdominal y aliviar los síntomas, se pueden tomar algunas medidas, principalmente relacionadas con la alimentación.

Aumentar el consumo de fibras, presentes en vegetales y cereales integrales, y beber mucha agua son recomendables para mejorar la digestión y aliviar el estreñimiento.

¿Qué se puede hacer para aliviar los síntomas?

En caso de intolerancias alimentarias, es importante identificar el nutriente responsable del problema y ajustar la dieta, como evitar lactosa o gluten, si es necesario.

Reducir el consumo de sodio, hacer actividad física y consumir tés diuréticos también ayudan a combatir la retención de líquidos.

Además, evitar productos industrializados, aumentar el consumo de vegetales y considerar la suplementación con probióticos puede contribuir a una microbiota intestinal saludable, reduciendo la proliferación de bacterias perjudiciales.

Alimentos ricos en enzimas digestivas:

  • Piña (bromelina).
  • Papaya (papaína).
  • Aguacate (lipasa).
  • Jengibre (proteasa de jengibre).

Practicar actividad física regularmente, hacer exámenes periódicos y consultar a profesionales de la salud, como médicos y nutricionistas, son medidas importantes para mantener la salud y calidad de vida.

Fuente de investigación:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK470482/: Distensión Abdominal: Causas, Síntomas y Consejos Prácticos

Michele Parreira